1. Empezar

Café Con/suelo

Después de pensarlo mucho sé que no hay una manera buena de empezar esto.

Empezar es algo relativamente fácil. Lo del bloqueo es un mito. O al menos lo es desde el ángulo desde el que normalmente se mira. Lo difícil es terminar. Uno puede no saber cómo empezar porque precisamente no sabe cómo terminará, o si lo hará. Lo de la libertad es otro mito. O al menos lo es desde el ángulo desde el que normalmente se mira. La falta de un horizonte da miedo. Lo informe da miedo. La oscuridad da miedo. El hueco, el vacío, los pasos en falso, dan miedo. Pero eso es empezar de verdad. Quizá en ese bloqueo inicial esté ya prefigurado el miedo al punto final. El sentido de la primera palabra pueden modificarlo las siguientes, pero el punto final te condena. Empezar es sentir ese miedo y, con miedo, empezar.