Hasta que el cuento aguante

Todos los que tenemos familia la tenemos confinada en alguna parte, y eso nos une, como también los grupos de WhatsApp nos unen de una forma extraña y necesaria. Esta idea nace de mi grupo familiar de WhatsApp, o de mis ganas por conseguir que el aislamiento de aquellos a los que quiero sea algo más ameno: recopilar recomendaciones de escritores, críticos, editores, libreros y agentes literarios para compartir un cuento al día con la gran familia de Lector salteado.

La idea es reunir de forma colectiva una antología de cuentos durante esta cuarentena para acercar la literatura a todo tipo de lectores; también a aquellos potenciales que habitan siempre los grupos de WhatsApp. Los relatos son siempre una buena opción, pues desarman a aquel que no tiene tiempo para sumergirse en una novela y destilan muchas veces lo mejor de cada escritura: tenemos una cita todas las tardes hasta que termine el confinamiento.

Dado que uno de los principales objetivos de Lector salteado es difundir una visión de la cultura libre de las ataduras del mercado y de la moda, distintas personalidades del mundo literario (con sus intereses, sus obsesiones y sus preocupaciones propias) nos recomiendan relatos sin tiempo ni espacio, ajenos al vértigo de la novedad, en momentos en los que precisamente la novedad, el espacio y el tiempo se relativizan sin más remedio. Todo cabe en Hasta que el cuento aguante y muchas recomendaciones nos sorprenderán.

Si Borges decía que “ordenar bibliotecas es ejercer de un modo silencioso el arte de la crítica”, y Ricardo Piglia añadía que “la crítica es la forma moderna de la autobiografía”, podemos decir entonces que escoger un cuento, priorizar un texto sobre otro, es también un ejercicio crítico que desvela en ocasiones lo más recóndito de nuestra personalidad. Por eso esta antología viva —Hasta que el cuento aguante servirá también para conocer mejor, de una forma inédita y singular, a algunos de los protagonistas de nuestra cultura.  A esos protagonistas que, locos como están, no han dudado ni un segundo en colaborar generosamente con nuestra modesta iniciativa.

Gracias a todos ellos este proyecto (este divertimento) es posible. Gracias siempre.

Ojalá se queden muchas recomendaciones guardadas en el cajón, porque eso significará que el confinamiento ha terminado y que todos podemos lanzarnos de nuevo a las librerías, a las bibliotecas, y estornudar alegremente a los cuatro vientos.

 

Mario Aznar
Editor de Lector salteado

 

Hasta que el cuento aguante

 

13. “La sirena”, de Ray Bradbury. Recomendación de Enrique Vila-Matas, escritor. Autor, entre otros, del libro de relatos Chet Baker piensa en su arte (Debolsillo, 2011), el libro de ensayos Impón tu suerte (Círculo de Tiza, 2018) o las novelas Mac y su contratiempo (Seix Barral, 2017) y Esta bruma insensata (Seix Barral, 2019). Además, Vila-Matas mantiene semanalmente la columna Café Perec en el diario El País.

 

Lo que sigue es un cuento de Ray Bradbury que leí a mis 17 años y me encantó, y hoy en día me sigue pareciendo sencillo y emocionante, extraordinario. Tanto me gustó que cuatro años después de leerlo intenté adaptarlo al cine y lo convertí en un cortometraje irregular que dirigí en una playa de Cadaqués y que titulé Señora de la falda de jade ó todos los jóvenes tristes.

Silvia Poliakov fue la principal intérprete, la sirena. De aquel naufragio quedan algunas fotografías que no encuentro. El negativo del film se perdió en circunstancias extrañas o quizás no tanto: en realidad se perdió por mi propia desidia, fue como si yo hubiera hecho todo para que se perdiera en un armario de la casa de mis padres.

LEER EL CUENTO


 

12. “Gallinas”, de Rafael Barrett. Recomendación de Manuel Burraco y Zacarías Lara, editores de Editorial Barrett, donde recientemente han visto la luz libros de Rosa Moncayo, Alejandra Costamagna, Santiago Ambao o Llucia Ramis.

 

Desde editorial Barrett nos gustaría recomendar un cuento del anarquista Rafael Barrett titulado “Gallinas” y que descubrimos en el marcapáginas que regalan en la Librería La fuga en Sevilla. Barrett (Rafael, no Syd, aunque también) tiene la capacidad de mostrarnos el sinsentido del capitalismo de una forma atemporal, su prosa no solo se disfruta, nos da herramientas.

LEER EL CUENTO


 

11. “Conversación con mi padre”, de Grace Paley. Recomendación de Andrea Valdés, periodista y escritora. Ha publicado en varios medios, entre los que destacan el suplemento Babelia de El País, el Cultura/s de La Vanguardia y las revistas Les InrockuptiblesContexto (CTXT) El Estado Mental. Recientemente ha publicado el ensayo Distraídos venceremos. Usos y derivas en la escritura autobiográfica (Jekyll & Jill, 2019).

 

Una hija visita a su padre en una residencia y este le pide que le cuente un cuento. Es sobre aprender a escribir con un criterio propio, sobre las ciudades, los cuidados y el mundo que queremos.

LEER EL CUENTO


 

10. “La casa inundada”, de Felisberto Hernández. Recomendación de Eduardo Hurtado, editor de Hurtado & Ortega, donde han visto la luz recientemente libros de Pablo und DestruktionFede NietoErika Tophoven o Pablo Kadchadjian, entre otros.

 

Uno de los cuentistas más interesantes de la literatura universal y uno de sus relatos más memorables, ideal para estos días: un encierro en una casa que fluctúa, sonámbulos de confianza y el misterio en el contacto. Para los más curiosos, el autor tiene una «Explicación falsa de mis cuentos» donde deja el agua clara, claro.

LEER EL CUENTO


 

9. “Catedral”, de Raymond Carver. Recomendación de Araceli Muñoz, periodista cultural, colaboradora habitual de Murcia Inspira Mag (Lecturas de una librera) y librera en Casa del Libro.

 

Justo ahora que estamos viendo y viviendo lo inesperable, puede inspirarnos tanto esta lectura del gran Carver, “Catedral”. No hay que ver para creer, hay que vivirlo para creerlo. Y cuando podamos deshacernos de esta sensación de irrealidad con la que nos vestimos cada mañana, cerremos los ojos, tan solo unos minutos al día para descubrir lo que está ocurriendo, no solo fuera de nuestras cuatro paredes, sino también dentro. Sobre todo dentro. Tenemos la oportunidad, probablemente única –ojalá única–, de saber quiénes somos. Nosotros. Que ahora, como nunca, somos todos.

LEER EL CUENTO


 

8. “El guardavía”, de Charles Dickens. Recomendación de Toteking, uno de los máximos exponentes del rap español (Lebron, 2019) y autor de Búnker. Memorias de encierro, rimas y tiburones blancos (Blackie Books, 2020. Prólogo de Enrique Vila-Matas).

 

¡Apártese de la vía!

LEER EL CUENTO


 

7. “Algo muy grave va a suceder en este pueblo”, de Gabriel García Márquez. Recomendación de Paco Inclán, escritor y profesor. Autor de los libros La vida póstuma (Fides, 2008), Tantas mentiras (Jekyll & Jill, 2015), Incertidumbre (Jekyll & Jill, 2016) y Dadas las circunstancias (Jekyll & Jill, 2020). Editor de la revista de arte y pensamiento Bostezo (2008-2018) y de la Guía gastronómica de la València migrante (Cocinas Migrantes, 2019). Ha realizado proyectos de cooperación cultural en la isla de Bioko, el archipiélago de Chiloé y la frontera colombo-ecuatoriana.

 

Un cuento que con toque irónico nos advierte que la psicosis social puede causar estragos más allá del estado de emergencia en el que nos encontramos. Son tiempos que ponen a prueba nuestra responsabilidad individual para el beneficio colectivo. Y también de intentar mantener la calma para evitar males mayores. Rehuyamos de los que alimentan el morbo y el ruido informativo.

LEER EL CUENTO


 

6. “La tardecita”, de Juan José Saer. Recomendación de Daniela Alcívar Bellolio, crítica literaria, escritora y editora de Turbina. Actualmente dirige en Quito el Centro Cultural Benjamín Carrión. Su último libro publicado es la novela Siberia. Un año después (Candaya, 2019).

 

La delicadeza y discreción del relato de la aparición de la intemperie en el seno de lo propio.

LEER EL CUENTO


 

5. “El hombre de arena”, de E.T.A. Hoffmann. Recomendación de Álvaro Colomer, periodista y escritor. Autor, entre otras, de las novelas Mimodrama de una ciudad muerta (Siruela, 2004), Los bosques de Upsala (Alfaguara, 2009) y Aunque caminen por el Valle de la Muerte (Literatura Random House, 2017). Es colaborador habitual de El Mundo, Cadena Ser, Yo Dona, La Vanguardia o CTXT.

 

El futuro ya existía en el siglo XIX.

LEER EL CUENTO


 

4. “Vida de Ma Parker”, de Katherine Mansfield. Recomendación de Olalla Castro Hernández, periodista, investigadora y poeta. Entre otros, ha escrito y publicado los poemarios Bajo la luz, el cepo (Hiperión, 2018) e Inventar el hueso (Pre-Textos, 2019), el libro de narrativa infantil Un visitante salido de la nada (Dauro, 2016) y el ensayo Entre-lugares de la Modernidad: filosofía, literatura y Terceros Espacios (Siglo XXI, 2017). Ha ganado importantes premios, como el Premio Nacional de Poesía Miguel Hernández, y ha sido cantante y letrista de diversos proyectos musicales, como Rebelmadiaq, Sister Castro o Nour. Actualmente es columnista de El Salto Diario.

 

Porque la sutileza de Mansfield es como el polvo que cae sobre las cosas, algo ligero que permanece invisible hasta que la luz incide de cierta forma en él y evidencia la mácula, la señal que ensucia todo cuerpo: esa mancha que al fin y al cabo somos. Porque en este relato está contenido el orden del mundo, sus terribles jerarquías (que Mansfield no nombra, solo muestra). Porque pocas cosas me han conmovido más en la literatura que la vieja y cansada Ma Parker no permitiéndose siquiera echarse a llorar.

LEER EL CUENTO


 

3. “Preocupaciones de un padre de familia”, de Franz Kafka. Recomendación de Víctor Gomollón, diseñador editorial y editor de Jekyll & Jill, una de las editoriales más significativas e indispensables de aquí hasta Uqbar. Allí ha editado a importantes autores de uno y otro lado del Atlántico, como Eduardo HalfonReinaldo LaddagaSergio Chejfec, Paco Inclán o Andrea Valdés.

 

Es un relato precursor del cuento moderno que me produce una ternura especial. Se sirve del extrañamiento de una manera muy natural. El Odradek es un elemento extraño y familiar al mismo tiempo, distante y hogareño. Influye, creo, en Bioy Casares, Borges o Cortázar.

LEER EL CUENTO


 

2. “Kashtanka”, de Antón Chéjov. Recomendación de Sabina Urraca, periodista (El País y Oculta Lit, entre otros), profesora de escritura creativa y escritora. Autora de Las niñas prodigio (Fulgencio Pimentel, 2017) y participante en la antología Tranquilas. Historias para ir solas por la noche (Lumen, 2019), coordinada por Carmen G. de la Cueva y María Folguera. Su perra se llama Murcia.

 

“Kashtanka” es un paseo ruso desde los ojos de una perra. He leído este cuento muchas veces, y todas ellas me ha encandilado esa mezcla de desamparo y sencilla alegría del alma de la perra Kashtanka.

LEER EL CUENTO


 

1. “Casa tomada”, de Julio Cortázar. Recomendación de Miguel Ángel Hernández, profesor de Historia del Arte (UMU) y escritor. Autor, entre otros, de El dolor de los demás (Anagrama, 2018) y Aquí y ahora (Fórcola, 2019).

 

Un relato que en estos días tiene una resonancia especial. Una fuerza invisible que , poco a poco, va tomando el interior, el espacio doméstico, que nos expulsa del hogar, que convierte el lugar que habitamos en un territorio extraño. Uno de los mejores y más inquietantes cuentos de Cortázar.

LEER EL CUENTO


 

14 comentarios en “Hasta que el cuento aguante

  1. Gran iniciativa… a todos nos va bien parar, y valorar las pequeñas cosas de la vida! Ánimo a todos desde dónde estéis viviendo esta situación 💪🏽

    Me gusta

  2. Aunque aun no te había comentado nada, hoy he ido a leer mi cuento, y no lo he encontrado! Releyendo la presentación, he sabido que hoy, domingo, no hay cuento. Pero ahora es difícil saber el día en que vives, se parecen tanto en casi todo!!. Vale, espero a mañana, estamos en el tiempo de la espera…y el placer de la lectura, de un cuento elegido para ti puede esperar… como tantas otras cosas que han perdido, seguro nunca la tuvieron, su urgencia. Y mañana recibire el precioso regalo de tu cuento, y desde aquí te transmito mi agradecimiento; por reconectarme con la lectura, por pensar en todos, por brindarnos la oportunidad de recibir un cuento sin siquiera ir a buscarlo, ni tampoco pedido, por crecer y tras tiempo saber de ti a través de este generoso y estupendo regalo. No le falta razon a tu madre cuando manifiesta tanto orgullo por su hijo. Un abrazo y mas gracias.

    Me gusta

    1. Gracias por tus palabras, Ana Luisa. Qué gusto saber de ti y qué gusto saber que nos lees por estos parajes. Espero que estéis todos muy bien. Por tus palabras y por las de otros lectores creo que voy a dar un decretazo para que también haya cuentos durante los fines de semana (si estamos en una situación excepcional tendremos que estarlo hasta el final). ¡Un gran abrazo y espero leerte a menudo por aquí! A resistir.

      Me gusta

  3. Una tontería. Modifico un poema de José Angel Valente: Al norte/ de la línea de sombras/ donde todo hace agua,/ rompientes/ en que el mar océano/ se engendra o se deshace,/ y el naufragio inminente todavía/ no se ha consumado, ciegamente/ TE CUENTO…..Gracias Lector salteado…

    Me gusta

    1. Tontería ninguna. Me encanta esa nueva versión. Ya sabemos que los mejores lectores son los lectores modificadoras, aquellos capaces de hacer suyo el texto y hacerlo vivir en nuevas situaciones (¡y menudas situaciones!). Lo contrario es leer de forma inerte y aburrida. Gracias por tu lectura y por tus palabras.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s