100.

Café Con/suelo

Tercer día de cuarentena.

Nunca pensé que llegaría al número cien estando encerrado en mi casa. O sí. En cierto modo, ahora me doy cuenta de lo poco que salgo, o de lo mucho que salen los demás, cuando descubro lo que le cuesta a algunas personas pasar un día entero en sus casas.

Ayer, A. y yo seguimos una clase de pilates a través de un vídeo en directo de Instagram. El mundo nos depara muchas sorpresas. El pilates, ya en el suelo, nos llevó a lugares inevitables, y el resto de la mañana estuve corrigiendo unos textos y contestando correos atrasados. A mediodía comimos una ensalada de legumbres con una salsa de mostaza sacada de la manga, y por la tarde merendamos Spritz heterodoxo de Aperol y sidra El Gaitero (y un toque de ginebra) con una fuente desbordada de palomitas. Fue una especie de homenaje secreto a los amigos italianos, pero también un homenaje a nosotros mismos.

Por la noche seguimos viendo Mindhunter. 

A. se quedó dormida a partir del segundo capítulo. Luego la desperté con ternura y culpabilidad para ir a la cama. He soñado que me abrasaba la mano derecha y la piel se me desprendía a tiras. No sé interpretar este sueño pero ha sido doloroso. Lo demás es sueño.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s